Una mujer de 40 años ha sido detenida por el Cuerpo Nacional de Policía por robar 1.200 euros del dinero que tenían ahorrado en sus huchas los niños que cuidaba.

La propietaria de la vivienda, ubicada en Laviada, fue la que denunció a las autoridades de que la niñera había forzado las huchas. También señaló que le faltaban varias cadenas, pendientes y colgantes, tanto de ella como de su hija.

La empleada admitió, tras ser detenida, haber cogido el dinero de los niños. Se justificó diciendo que lo hizó por necesidades económicas y dijo haber devuelto pequeñas cantidades a lo largo de los últimos meses.  Respecto a las joyas negó los hechos.