La Policía Local de Gijón realizó el pasado fin de semana más de 300 pruebas de alcoholemia. El control se ha saldado con un conductor detenido, que superaba la tasa de alcohol en aire espirado de 0,6 miligramos por litro, y otros tres denunciados en vía administrativa. Un quinto conductor fue denunciado por presencia de drogas en su organismo.

La Policía Local realizó el pasado fin de semana más de 300 pruebas de alcoholemia
Valora este artículo

Suscríbete a La Voz de Gijón

Acepto la política de privacidad.