El Ayuntamiento de Gijón ha realizado una evaluación global de los árboles existentes en la zona del kilometrín y en particular de los eucaliptos, procediendo a la tala de aquellos que por seguridad se estime necesario.

La pasada semana un eucalipto se desplomó en la zona debido al viento ya que el árbol sufría un desgarramiento de parte de la corteza en el contorno del tronco y del cuello hasta los 2 metros de altura. No tenía hongos ni zonas de  pudrición en la base, pero si que tenía zonas de madera seca que con el viento provocó su desplome.

Una vez realizada la evaluación se procederá a programar la renovación del arbolado de dicha zona con especies adaptadas a las condiciones del suelo y efectos de los vientos marinos a los que están expuestos. El jueves ya comenzaron labores de poda en los eucaliptos de mayores dimensiones.

El Ayuntamiento ha realizado una evaluación global de los árboles existentes en la zona del kilometrín
Valora este artículo