Las obras del pozo de tormentas que se está construyendo en El Arbeyal ha obligado al traslado de las palmeras instaladas en la zona para ser trasplantarlas en otra parte de la ciudad. En concreto, las palmeras llevan dos semanas tumbadas en una tramo ajardinado de la avenida de El Lauredal, donde hoy han comenzado los trabajos para  levantarlas, con la ayuda de una grúa, y plantarlas.

Palmeras de El Arbeyal encuentran nuevo hogar en El Lauredal
Valora este artículo