El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón, Jose Carlos Fernández Sarasola, ha registrado una pregunta para conocer el estado en el que se encuentra el proceso para incluir a Gijón en la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. La petición la ha registrado tras haberse aprobado por el Pleno su incorporación a propuesta de su grupo en octubre de 2016 y no tener ninguna información sobre este proceso desde febrero de 2017.

El programa “Ciudades Amigables con las Personas Mayores” es un proyecto internacional que ayuda a las ciudades para prepararse para dos tendencias demográficas mundiales como son el envejecimiento de la población y la urbanización creciente. “Así una ciudad que adquiere el compromiso de ser amigable para sus mayores está apostando por un entorno urbano integrador y accesible que fomente un envejecimiento activo”, explicó Fernández Sarasola.

Además, explicó, que el interés suscitado por este programa ha llevado a la creación de una Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores que establecerán relaciones entre las ciudades participantes. Entre ellas y la OMS facilitarán el intercambio de información y las prácticas óptimas, fomentarán intervenciones apropiadas, sostenibles y con costes eficientes para mejorar la vida de las personas mayores.

“Ser ciudad amigable no supone tan sólo una declaración de intenciones, sino que constituye un compromiso para que las políticas y los servicios municipales tengan en cuenta las necesidades de nuestros mayores y apoyen y faciliten un envejecimiento activo. Para ello hay que obligatoriamente realizar un plan de acción supervisado por la OMS”, explicó.

Por último, Sarasola recordó que “en Gijón, la cifra de mayores de 65 años supera ya las 65.000 personas, de las que más de un tercio tienen ya más de 80 años, y las proyecciones demográficas auguran además un incremento de este envejecimiento que duplicará al actual” por eso a su juicio urge integrarse en esta red “como una apuesta decidida por la mejora de la calidad de la calidad de vida de los gijoneses de mayor edad, por el fomento del envejecimiento activo y por seguir considerando a nuestros mayores como activos de nuestra sociedad”.

Valora este artículo